Noticias de los Socios

› Comunicados de Prensa

Empresas argentinas buscarán oportunidades comerciales en el Reino Unido

Cable TELAM


Compartir en Twitter

Empresas argentinas buscarán oportunidades comerciales en el mercado del Reino Unido ante la proximidad de su salida de la Unión Europea (Brexit), que, de no mediar postergaciones, se concretará en marzo de 2019, según anunció hoy el titular de la Cámara de Comercio Argentino Británica, Julián Rooney

Empresas argentinas buscarán oportunidades comerciales en el mercado del Reino Unido ante la proximidad de su salida de la Unión Europea (Brexit), que, de no mediar postergaciones, se concretará en marzo de 2019, según anunció hoy el titular de la Cámara de Comercio Argentino Británica, Julián Rooney.
En este tiempo se “abre un conjunto de oportunidades, en vistas del Brexit (el retiro efectivo de Gran Bretaña de la Unión Europea) que se producirá en marzo de 2019”, afirmó Rooney.
Para sondear estas oportunidades, se ha organizado una misión comercial multisectorial al Reino Unido que congregará a más de un centenar de empresarios argentinos, entre el 22 y el 25 de mayo próximos.
El empresario participó en el acto en el que la embajada británica firmó acuerdos con el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) y el Centro Argentino de Ingenieros (CAI).
La actividad se llevó a cabo hoy en la sede diplomática en Buenos Aires, con la presencia del representante inglés, Mark Kent, quien precisó que los ejes de la misión serán: Infraestructura y PPP (Participación Público Privada); Energía, Oil & Gas; Agronegocios; y Minería. 
Rooney destacó que el acuerdo con el CAI y el IAPG apunta a “explorar las posibilidades de que nuestro país se integre a las cadenas de valor en alianza con pequeñas y medianas empresas de Gran Bretaña”.
El presidente de la Cámara de Comercio Argentino Británica (CCAB) recordó que “el Reino Unido, además de ser la sexta economía del mundo y el cuarto importador, es uno de los países con mayor integración con las cadenas globales de valor y la Argentina uno de los menos integrados”.
Martín Fraguío, director ejecutivo de la CCAB, explicó a su vez que “para que un país pueda integrarse a las cadenas globales de valor debe desarrollar su competitividad, basada en capital humano, infraestructura eficiente, calidad institucional y del gobierno”.
La próxima misión empresaria será la segunda en importancia después de la efectuada -por primera vez en dos decenios- en marzo de 2017, tras la cual se vienen sucediendo frecuentes visitas mutuas de negocios en distintas áreas.
El presidente del IAPG, Ernesto López Anadón, y el secretario del CAI, Carlos Alfaro, destacaron la conveniencia para las compañías locales de acceder a nuevas tecnologías para ganar competitividad.
En el caso del petróleo y el gas, coincidieron los empresarios y el embajador, “el Reino Unido tiene gran experiencia en la explotación de yacimientos off shore en el Mar del Norte”, por lo que no descartaron ofertas británicas en la licitación que el gobierno argentino convocará en junio para explorar áreas en la plataforma atlántica continental. 
“Es reconocido asimismo el expertise acumulado en energías renovables, principalmente de fuente eólica, aunque también solar fotovoltaica en países del Commonwealth (mancomunidad británica)”, agregó Kent.
Rooney resaltó las perspectivas abiertas en la Argentina por los proyectos sustentados en programas PPP y anticipó que el próximo 10 de mayo la cámara organiza un seminario internacional sobre el tema en Buenos Aires, para empresas, funcionarios y legisladores “con el objetivo de resaltar la importancia del sistema para la reconstrucción de la infraestructura”.
“El Reino Unido puede ser un aliado estratégico clave en las Alianzas Público Privadas que está presentando la Argentina al mundo y, en particular, en los trenes, rutas, puertos, aeropuertos, a fin de reducir costos de transporte, intermediación y riesgos”, sostuvo Rooney.
En materia agroindustrial, en tanto, la CCAB recordó que el Reino Unido es un gran importador de productos como: vino de uvas frescas (por US$ 3.900 millones anuales); verduras frescas y refrigeradas (US$ 2.300 millones); quesos y cuajadas (US$ 1.900 millones); carnes y productos comestibles de la avicultura (US$ 1.500 millones); y carne vacuna enfriada y congelada (US$ 1.200 millones), entre otros rubros.


Eventos